Tips para el Rescate en el Agua

Imaginemos por un instante que estamos disfrutando de un día de descanso frente al rió o al mar. De pronto vemos a una persona que está en el agua y prácticamente ahogándose, ¿qué hacemos?
Tal vez sepamos nadar y podemos socorrerlo pero, aun así, debemos tomar algunos recaudos para no actuar intempestivamente y sin calcular los riesgos, porque esta acción puede jugarnos una mala pasada.


Creo firmemente en que lo primero que debemos realizar es ver qué posibles obstáculos se nos puede presentar y siempre mantener la calma.

Analicemos algunos ítems para nuestro procedimiento de rescate:

1 Debemos observar en qué condiciones esta la víctima: si agita violentamente sus brazos, si esta verticalmente con la cabeza afuera del agua, si esta con el cuerpo bajo el agua y la cabeza sobre la superficie.

2 En lo posible debemos pedir ayuda si hay personas cerca del lugar. Asegurarse que alguien llame a emergencias o a la guardia costera, prefectura etc. Pero si estamos solos y sabemos nadar prestémosle socorro de rescate a la víctima.

3 Si tenemos algún dispositivo de flotación utilicémoslo para mantener a flote a la persona, caso contrario, busquemos un palo, rama, o vara, que permita a la víctima aferrarse y mantenerse a flote.

4 Allí recién comienza el rescate. Entremos al agua y acerquémonos a la víctima. Tenga en cuenta que la persona se encuentra en profundo pánico y su única preocupación es no ahogarse. De todas formas querrá aferrarse al rescatista y en su desesperación puede llevar bajo de la superficie del agua a la persona que le está prestando ayuda. De esta manera traería como resultado dos víctimas, es por ello que uno como rescatista debe acercarse de la manera más segura, en lo posible por detrás y no permita que la persona se abrace a usted. Esto puede ser una fatalidad.

5 Cando estemos detrás de la víctima, se debe poner los brazos debajo las axilas de la persona a rescatar. Doblar los brazos hacia atrás y sostenerlo firmemente. Si tenemos el privilegio de contar un dispositivo de flotación, debemos colocarlo a través de tu pecho (entre tu cuerpo y el de la víctima) y luego nadar hasta la orilla.

6 Es de suma importancia trasmitir mucha calma a la víctima durante el acarreo hacia la playa u orilla. Tratemos de mantener un diálogo entusiasta diciéndole que ya está seguro, que todo estará bien. Pregúntele su nombre, edad y cualquier cosa que lo distraiga de su estado de pánico.

7 Una vez llegados a la playa u orilla hay que revisar el estado físico general de la víctima, asegurándose que la persona esté bien. Buscar un médico, o llevarle a una asistencia médica lo más rápido posible, por cualquier consecuencia que pueda tener después de tanto estrés.

8 Tratar de comunicarse con algún familiar que lo pueda asistir.

9 Puede sonar exagerado pero si estamos acampando cerca de un rio, lago o en una playa, tengamos una mochila un cordel de unos 5 metros de largo mínimamente de 6mm, un silbato, una trincheta y un flotador inflable. Uno nunca sabe cuándo lo puede llegar a utilizar.

10 Consejo: Si no se sabe cómo recatar una víctima que se está ahogando, es preferible no involucrarse porque en vez de haber una víctima pueden ser dos las fatalidades.

About SuperAdmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *